En Zona Franca La Lima obtuvimos la certificación carbono neutro

Desde el inicio de las operaciones de Zona Franca La Lima, en Cartago, hemos evolucionado contando con la sostenibilidad como un eje transversal en nuestra estrategia de crecimiento.


Gracias a estos esfuerzos estructurados y sostenidos, recientemente obtuvimos la certificación de carbono neutralidad. Dicho reconocimiento se entrega mediante el Programa de Carbono Neutro el cual es un mecanismo voluntario al que pueden acceder organizaciones, empresas públicas y privadas, comunidades y organizadores de eventos, para demostrar con hechos, el plan de reducción, remoción y compensación de emisiones, así como el fortalecimiento de la descarbonización que impulsa la Dirección de Cambio Climático del Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE).


Una de las acciones clave que nos permitieron ser merecedores de esta certificación, fue el monitoreo continuo de las emisiones del parque empresarial. Gracias a ello, es posible reducir y compensar el dióxido de carbono (CO2) que emitimos debido a nuestra operación.


Según datos del MINAE, de 2012 a la fecha, más de 200 organizaciones, 21 municipios y dos distritos se sumaron al programa Carbono Neutro.


Además de estos esfuerzos, en el edificio administrativo de Zona Franca La Lima, hemos implementado una serie de medidas que involucran la concientización de temas en materia de infraestructura como, por ejemplo, el máximo aprovechamiento de la luz natural, espacios ventilados que minimizan el uso de aires acondicionados, grifería de bajo consumo y sistemas de riego eficiente, además de la implementación de un Plan Empresarial de Movilidad Sostenible (PEMS).


También contemplamos, desde los fertilizantes que se utilizan en nuestros jardines, hasta la gasolina de las motoguadañas. Y, para mejorar la experiencia de los usuarios y brindar confort térmico a los peatones, durante el último año sembramos alrededor de 700 árboles en las aceras.


De forma constante reforzamos nuestra visión, a través de campañas internas que facilitan que nuestros colaboradores obtengan información sobre conducción e iluminación eficiente, plantas de tratamiento y manejo de residuos, así como una política que fomenta el uso de la bicicleta como medio de transporte. El año anterior también recibimos el galardón Bandera Azul Ecológica.